Recomendar este blog en Google

Maienfeld (Suiza)

HEIDIDORF, EL PUEBLO Y LA CASA DE HEIDI

POR EL CAMINO DE HEIWEG

MAIENFELD (Suiza)


...." Dime por qué huele el aire así, dime por qué yo soy tan feliz....", así le cantaba y preguntaba Heidi a su abuelo mientras corría descalza por los maravillosos Alpes suizos cercanos a la frontera con Austria. Estamos ante los Alpes de Heidi y los escenarios donde trascurrían las aventuras de la protagonista del libro de Johanna Spyri. Maienfeld es la localidad más cercana al lugar donde Heidi vivía. Allí el Heididorf, pueblo de Heidi, a 660 metros de altitud, es el punto de partida de la ruta de aventuras de Heidi, un viaje encantador a través de la historia y del tiempo, La fuente del pueblo y decenas de cabras -las cabras de Pedro- reciben a los visitantes a las puertas de la Heidihaus, la cabaña de madera donde la niña pasaba los inviernos con su abuelo, el viejo ermitaño dulcificado con la presencia de la pequeña. La casa está perfectamente recreada en su interior, con todos los utensilios, muebles y elementos, sin faltar ni un detalle. A buen seguro que te sentirás transportado en el tiempo, ayudado por las maravillosas vistas que rodean la cabaña. Desde Heididorf se accede a la zona de alta montaña. Nuestras historias infantiles se convierten aquí en una aventura real a través del Heidiweg (ruta de Heidi), un camino que te llevará hasta la misma casa que la pequeña compartía con su abuelo en verano. El camino que tantas veces utilizó ella y su amigo Pedro está situado en medio de una espectacular pradera. Los grandes abetos situados tras la casa, y que Heidi oía silbar en días de viento, conforman un escenario de postal.

COMO LLEGAR A MAIENFELD

Para llegar a Maienfeld tenemos variadas y múltiples opciones. Nosotros detallamos la  más cercana, pero se pueden compaginar a vuestro gusto.
El aeropuerto más cercano a Maienfeld es el aeropuerto de Hohenems, que dista tan solo 43 kilómetros. En el mismo aeropuerto se puede alquilar un coche y así disfrutar de esta parte de Suiza.



Nosotros llegamos a Maienfeld en coche, después de estar varios días por Alemania, Austria y Suiza. Dejo como llegar desde Madrid a Maienfeld en coche.


Detalle de alguna de las casas de Maienfeld
DONDE DORMIR Y COMER

Describir todos y cada uno de los lugares donde poder dormir y comer por la zona, sería algo imposible, ya que se dispone de un sinfín de posibilidades y gustos. Pero dejamos algunos enlaces con lugares donde poder hacerlo.


Nosotros elegimos para dormir el parking que se encuentra en Römersteig 2. Es un sitio muy tranquilo por la noche, tiene baños, varias fuentes de agua potable, y en la pradera hay para hacer barbacoas. Muy recomendable y además perfecto.


Lugar donde podemos dormir. Hay baños, agua potable, mesas con bancos y barbacoas. Todo un  lujo
DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Plano del recorrido. Fuente: Googlemap
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tipo de recorrido: Ida y vuelta
Distancia: 12 kilómetros
Duración: 5 horas contando paradas y visitas
Desnivel: 600 metros
Dificultad: Moderada-alta
Época recomendable: De abril a Noviembre
Puntos de agua potable: Existen varias fuentes en el recorrido, pero sus aguas están sin tratar.
Sugerencias: No recomendada a niños no acostumbrados a caminar, todo el trayecto es de subida. Utilizar calzado y ropa adecuada dependiendo de la época elegida. No olvidarse de una cámara de fotos y unos prismáticos. Llevar agua y algo de comida energética en una pequeña mochila.
Cartografía: Plano facilitado en el tablón informativo al comienzo de la ruta.
Enlaces de interés: Track del recorrido
                               Heididorf
                               Tras las huellas de Heidi
                               La casa-museo de Heidi (Horario, tarifas, etc.)

Sale una rutilla desde la estación de trenes hasta la casa, pasando por las callejuelas de Maienfeld, nosotros no lo hicimos, nos dirigimos directos hacia el hotel desde donde emprendimos todo el recorrido.


Dirección para el GPS
Heididorf
Bahnhofstrsse, 1
7304 Maienfeld (Suiza)

Aparcamos junto al hotel-restaurante Heidihof, desde allí, y tornando a la derecha, sale un estrecho camino entre prados que va a parar al famoso pueblo de Heidi en el que encontraremos algunas estatuas representativas de la pequeña y sus amigos de aventuras.

Desde el aparcamiento subimos hacia el hotel-restaurante

Llegando al hotel ya vemos las indicaciones de la dirección a seguir

Tramo del pequeño sendero. Al fondo el aparcamiento

Tramo del camino

Heididorf
Una vez en Heididorf se pueden hacer dos cosas: visitar la casa-museo Heidi, o subir hasta la verdadera casa de Heidi (Ochsenberg), situada en lo alto de la montaña y a la que se accede por un camino de tierra conocido como Heidi-weg.
Nosotros optamos primero por subir hasta Ochsenberg y ver la verdadera casa de verano de la pequeña.
A la derecha de la casa-museo de Heidi arranca un sendero que pronto se vuelve un poco más empinado y que poco a poco nos deja en una pista forestal.

A la derecha de la casa-museo arranca el sendero que tendremos que seguir
Empieza a ponerse pino
Vistas de Maienfeld desde el sendero
Ya en la pista
Ya en la pista, giramos a la izquierda, y subiremos, subiremos y subiremos por un sendero que discurre hasta la casa de verano del personaje infantil. El trayecto dura aproximadamente 2-3 horas y pasa por doce puntos diferentes donde encontraremos información sobre la historia y vida de este personaje, tales como: la zona dedicada a Pedro, la casa del árbol, las figuras de madera, donde el abuelo cortaba la leña, la fuente donde cogían agua, etc. Esta pista no está asfaltada y transcurre a través de densos bosques, verdes prados, vacas y goza de unas vistas espectaculares.

Una paradita a beber agua, que hace un calor de castigo
Tramo de la pista
Uno de los paneles informativos


La ruta se encuentra perfectamente señalizada
Aqui con Heidi, Pedro y el abuelo
Tramo del recorrido
Aquí fue donde Pedro tiró la silla de Clara
Las praderas
Así poco a poco y cansados llegamos a las praderas de Ochsenberg, donde se encuentra la cabaña de verano donde Heidi pasaba sus vacaciones con el abuelo.
Seguimos caminando por la pista, ahora nos encontramos un cartel indicativo de que nos quedan solo 5 minutos para llegar a nuestro destino. Actualmente esta cabaña está habilitada como bar, no es muy agradable ver transformada la casa en esto, pero la verdad, no veas como se agradece tomarte algo fresquito observando el paisaje después de tanta subida.

En el cruce de caminos
Ya solo nos quedan 5 minutos y llegamos a la casa de verano de Heidi
Llegando, uuuufffff

Venimos de buscar a Pedro y el abuelo, pero no hubo suerte
Todos en la cabaña donde Heidi pasaba el verano
Tras el descanso y disfrutar de las vistas tan espectaculares, toca descender. Ahora lo hacemos por el verdadero y auténtico camino que recorrían los personajes de los cuentos de Heidi. Descendiendo si se aprecia el sendero original, ya que es mucho más intuitivo seguirlo. No hay perdida ninguna, y merece mucho la pena sentir la verdadera esencia de Pedro, Heidi y el abuelo.










Ya estamos de nuevo en Heididorf. Nos dirigimos a la tienda donde venden los tickets para entrar en la casa-museo, el precio de adultos es de 9,90 Francos adultos y 3,90 Francos los niños. Con nuestra entrada en la mano, pasamos los tornos que dan acceso y ya estamos en el museo, una casa blanca con ventanas, tejado de madera y de tres plantas que muestra una recreación de lo que pudo ser la casa de la niña hace unos 100 años.
Podemos recorrer todas sus estancias, en ellas encontraremos en la planta baja el establo o almacén, subiendo una pequeña escalera de madera llegamos a la primera planta donde hay una pequeña sala de estar, la habitación del abuelo, la cocina y el baño. Finalmente en la tercera planta podemos ver la mismísima habitación de Heidi, la zona de trabajo del abuelo con una recreación de la silla de ruedas de clara.














Lo mejor de todo es que puedes andar por todos lados y tocar todo, se sale por la cocina a una especie de jardín donde se recrea el lugar en el que el abuelo cortaba la leña y recogían el agua para los animales. Una vez fuera volvimos a la tienda, justo al lado, existe una zona infantil con un corral donde hay unas cuantas cabras, donde los niños pueden tocar las cabras de Pedro, que tantas veces salían en la serie.




Ya solo nos queda volver sobre nuestros pasos hasta el hotel-restaurante y desde aquí a nuestro vehículo. Si tenemos más ganas de andar y no se nos ha echo muy tarde, podemos pasar la tarde en Maienfeld recorriendo sus calles y monumentos.


4 comentarios:

  1. me ha encantado el reportaje, muy bonito recordar la serie y verla con los mas pequeños.

    ResponderEliminar
  2. Hola DAniel, nos agrada que te guste el reportaje. Si que es verdad, que es bonito recordar esos momentos y si los compartes con los más pequeños, pues el no va más.
    Un abrazo y muchas gracias por tus palabras

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Hola María,

      Muchas gracias por tus palabras y nos hace mucha ilusión que te guste este artículo. Un saludo y de nuevo mil gracias.

      Eliminar