Recomendar este blog en Google

Rutas por el Parque Natural de Urkiola I

El Parque Natural de Urkiola se delaró el 29 de Diciembre de 1989 con la finalidad de asegurar la protección y conservación de los recursos naturales, manteniendo y potenciando al mismo tiempo las explotaciones tradicionales de estas montañas.
El Parque Natural está constituido por la sierra de Aramotz, Los Montes del Duranguesado y la sierra de Arango, los cuáles forman parte de la divisoria de aguas cantábrico-mediterráneas. Su superficie

 INDUSI - CUEVAS DE BALTZOLA - PICO GARAIO - INDUSI

PARQUE NATURAL DE URKIOLA
SENDERO PR - BI 41
INDUSI de DIMA 
(Bizkaia)

Pico Garaio (574 metros)
El Parque Natural de Urkiola se delaró el 29 de Diciembre de 1989 con la finalidad de asegurar la protección y conservación de los recursos naturales, manteniendo y potenciando al mismo tiempo las explotaciones tradicionales de estas montañas.
El Parque Natural está constituido por la sierra de Aramotz, Los Montes del Duranguesado y la sierra de Arango, los cuáles forman parte de la divisoria de aguas cantábrico-mediterráneas. Su superficie es de 5786 Has. abarcando ocho términos municipales (siete de ellos del territorio histórico de Bizkaia y uno de Alava): Abadiño, Amorebieta-Etxano, Atxondo, Dima, Durango, Izurtza, Mañaria y Aramaio, éste último en Alava. El municipio de Abadiño es el segundo que más superficie aporta al Parque (el 22%).
El acceso al Parque Natural de Urkiola puede realizarse por múltiples lugares dada la gran cantidad de núcleos habitados que a lo largo de todo su piedemonte se ubican. No obstante, la forma más cómoda de llegar a la zona central del parque es transitar por la carretera comarcal BI-623 que une Durango con Vitoria-Gasteiz, siendo ésta la única carretera que cruza el Parque de Norte a Sur, dividiéndolo por su parte media.
El paisaje de Urkiola posee un elevado grado de humanización debido al uso y ocupación que de este territorio se ha realizado desde tiempos inmemoriables. A pesar de ello, constituye un paisaje de gran riqueza que puede considerarse de indudable calidad en el marco del País Vasco y representativo de las montañas del ámbito atlántico.

COMO LLEGAR

El Parque Natural de Urkiola ocupa una superficie de 5.768 Ha y está formado por la sierra Aramotz-Eskubaratz, los Montes del Duranguesado y la sierra de Aragio. El parque está entre las provincias de Bizkaia y Árava, incluyendo parte de los municipios de Abadiño, Amorebieta-Etxano, Atxondo, Dima, Durango, Izurtza, Mañaria y Aramaio.
El acceso al Parque Natural de Urkiola puede realizarse por múltiples lugares dada la gran cantidad de núcleos habitados que a lo largo de todo su piedemonte se ubican. No obstante, la forma más cómoda de llegar a la zona central del parque es transitar por la carretera comarcal BI-623 que une Durango con Vitoria-Gasteiz, siendo ésta la única carretera que cruza el Parque de norte a sur, dividiéndolo por su parte media.
Al puerto de Urkiola se accede a través de la carretera BI-623 que une Vitoria-Gasteiz (a 30 Km.) con Durango (a 10 Km.). Podemos subir en coche y aparcar en cualquiera de los amplios aparcamientos que hay en el mismo puerto o utilizar el transporte público y subir en autobús con la línea que une Vitoria-Gasteiz con Durango (Continental Auto, Tfno. 945 28 64 66).
Si venimos de Bilbao o de San Sebatián la mejor forma de llegar es por la autopísta A-8 salida Durango, una vez allí cogeremos la nacional BI-623


DONDE DORMIR Y COMER


En el Parque Natural de Urkiola podemos encontrar una amplia oferta gastronómica para todos los gustos y a buen precio.
La gastronomía de Urkiola representa lo mejor de la tradición culinaria vasca y de las tierras de interior de la provincia. En general, la cocina elabora recetas que se alimentan de la ganadería y la agricultura de las tierras de su comarca, fijando además la vista en la actividad pesquera de las cercanas costas cantábricas.


La oferta hotelera también es muy variada y para todos los bolsillos. Así que dejamos un enlace para que podáis elegir la mejor opición.
Nosotros comimos lo que llevamos y dormimos en nuestra furgo. Igualmente dejamos un enlace al furgoperfecto.




DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Plano detallado del recorrido. Fuente: Iberpix2
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS


OTROS DATOS DE INTERÉS

Dificultad: Fácil
Sendero señalizado: Si
Época recomendable: Todo el año
Puntos de agua potable: No hay fuentes ni lugar donde poder comprar agua. Así que hay que ir provisto de ella.
Sugerencias: Llevar en una mochila agua y comida energética. Utilizar ropa y calzado adecuados, dependiendo de la época elegida. Llevar un frontal eléctrico para poder adentrarnos en las cuevas de Baltzola. Mucha precaución en la entrada a la cavidad, resbala mucho el piso. Deja la basura en los contenedores. Respeta la fauna salvaje, el ganado, la vegetación y el patrimonio. Si vas en verano no te olvides de protección solar, (gorra, gafas y protección para la piel).  Extremar la precaución en el pico Garaio, sobre todo si vamos con niños. 
Cartografía: IGN Elorrio hoja 87 E: 1:50.000
Enlaces de interés: Parque Natural de Urkiola (web oficial)
                                   Oficina de turismo de Durango (P. N. de Urkiola)
                                   Para saber mucho más sobre el Parque Natural de Urkiola (Wikipedia)
                                   Cueva de Axlor
                                   Mucha más información de la ruta en Wikiloc
                                   Descargate el track para GPS (archivo GPX)


Comenzaremos a caminar desde la ermita de San Francisco que se encuentra en el barrio de Olabarria (Indusi).


Ermita de San Francisco
Salimos de la ermita, cruzamos un pequeño puente que salva un regato de agua y tomamos a la izquierda la primera carretera que nos encontramos. Seguimos esta carreterilla unos 400 metros hasta que nos encontramos por nuestra izquierda un puente y en su parte derecha las indicaciones de la ruta a seguir.

Puente e indicaciones de la ruta
Cruzamos el puente que salva el regato de Indusi, y continuamos por la pista asfaltada hasta que llegamos al caserío Gibeltar/Jibeltar. Desde su puerta, y por la derecha arranca el sendero que tenemos que seguir. 

Llegando al caserío Gibeltar
El camino continúa por la parte alta de un pequeño barranco, alcanzando en pocos minutos un pequeño arrollo. Lo atravesamos a través de un puente de madera y enseguida divisamos el escultural Gentilzubi, un arco rocoso cuadrangular por debajo del cual discurre nuestro camino.



Dice la leyenda que este arco fue construido por los gentiles, unos personajes dotados de una fuerza extraordinaria. Se dice que los gentiles cruzaban este arco en su camino entre el alto de Urrusti y la altura de Kobegane. Los geólogos demostraron que el arco rocoso formaba parte de una gran cavidad.
Seguimos ascendiendo de forma muy suave hasta que a los 100 metros aproximadamente la pista hace un giro brusco a la derecha. En este punto arranca un senderillo por la izquierda que de forma ascendente nos acercará en pocos minutos a la entrada de la cueva Gibeldar.


Inicio del sendero que nos lleva a la cueva de Gibeldar
Entrada a la cueva de Gibeldar
Ahora, tal vez lo más interesante de esta excursión si vamos con niños, es cruzar por esta cueva para salir por la Cueva de Balzola. Para ello tendremos que ir provistos de frontales, ya que el primer tramo está totalmente a oscuras. Nada más entrar, torcemos a la derecha, con mucha precaución, ya que el suelo está muy lavado y es bastante resbaladizo, pudiéndonos caer a la izquierda. Seguiremos avanzando por el centro de la galería hasta que llegamos a unos grandes bloques, desde donde vemos los primeros rayos de luz de la cueva de Balzola. Seguimos avanzando y enseguida nos sorprende la gran boca de entrada de esta descomunal cueva.





Esta cavidad tiene mucho más desarrollo, pero permanece cerrada para proteger las colonias de murciélagos que en su interior habitan. Más allá del aire misterioso de la cavidad, hay que subrayar que la cueva de Baltzola es conocida a nivel mundial por sus famosas vías de escalada. De hecho, tanto en una boca de la cueva como en otra, no será raro ver a osados escaladores desafiando las leyes de la gravedad, en unas paredes calizas que los expertos no dudan en calificar de extremas.



Esta boca engaña. Vista desde fuera, es una especie de arco muy amplio en altura y anchura, sin embargo, la salida de la cavidad se realiza por un paso bastante angosto siguiendo su pared derecha, originado por grandes bloques desprendidos del techo. Fuera de la cueva, seguiremos un estrecho sendero lleno de maleza que a los pocos metros se bifurca en dos. A la derecha se enlaza de nuevo con la ruta PR BI 41 para continuar dirección al barrio de Baltzola por terreno más cómodo; o seguir el difuminado sendero de la izquierda (el que tomamos nosotros) que transcurre junto al río hasta dar en cuestión de dos minutos con la entrada al túnel de Abaro, otra de las maravillas geológicas de este entorno.

Salida de la cueva de Baltzola
Llegando al túnel de Abaro
El túnel de Abaro, también conocido como "Behikobea" (Cueva de Vacas) en euskera, es un singular pasadizo natural bajo la mole caliza de Bargandía de unos 70 metros de longitud. A diferencia de la cueva de Baltzola, se puede recorrer sin luz artificial, ya que la boca de salida es bien visible desde la entrada. Cruzar el túnel no tiene ninguna complicación, tan solo hay que esquivar algunas piedras y el propio curso del arroyo, que serpentea de lado a lado.



La salida del túnel es algo complicada, hay que salvar un pequeño desnivel con grandes bloques de piedra depositados al lado de una pequeña cascada que efectúa el río, y el terreno, al ser muy sombrío, está bastante húmedo y resbaladizo. Lo de siempre: mucha precaución con los niños.



Salvado este resalte, el sendero continúa remontando el cauce del río, entre maleza, para aflorar en una verde y tranquila vaguada. En este punto cruzaremos, por donde podamos, a la otra orilla del río y volver a enlazar con la pista de la ruta PR BI 41 que abandonamos ante de entrar en las cavidades.



Ya en la pista, torcemos a la izquierda y nos encontramos con las señalizaciones de la ruta a seguir. En un rápido y entretenido recorrido que se interna en el bosque bajo el monte Garaio, nos topamos con las primeras casas y caseríos del barrio de Baltzola en Dima. Dejamos atrás los paisajes subterráneos, y nos encaramamos entre caseríos modernos y abandonados, a la parte más alta del barrio donde nos encontramos con la carretera local BI-4549. En este punto torcemos a la derecha y enseguida damos con el aparcamiento y la explanada donde se asienta la ermita de San Lorenzo en Baltzola.






Como aún es pronto para almorzar seguimos nuestro camino. Apenas andamos 100 metros cuando el camino se bifurca. Nosotros seguimos por la pista que desciende a la derecha. Un poste indica el buen camino. Un poco más adelante, ya en pista de grava, aparece una nueva bifurcación. De nuevo seguiremos por la pista que desciende a nuestra derecha.



Ya podemos ver a lo lejos el pico Garaio de 574 metros
Continuamos por la pista, ascendiendo de forma constante pero suave, hasta que la senda hace varias vueltas a derechas e izquierdas. Así llegamos a una zona alta y despejada encontrándonos de frente con una alambrada. Aquí el camino se vuelve a bifurcar. Torcemos a la derecha, pero cuidado, a tan solo 30 metros, tendremos que dejar la pista para seguir un camino que sale a la derecha y que se interna en el pinar. Un poste indica el desvío.

Punto donde dejamos la pista y nos internamos por la derecha en el pinar 

Nos encontramos en el camino de ascenso al monte Garaio. Seguimos este balizado camino que nos lleva hasta la cima. Cruzamos de esta manera el pinar que nos acompañará hasta la base rocosa de la cima. Tras él serpenteamos por zona rocosa hasta coronarla. La cima es un promontorio rocoso coronado por un buzón del Egusentia, los restos de otro y un belén navideño de Bancobao que data de 1985. Pese a la modesta altitud de este monte sus vistas son destacadas, especialmente a los cercanos macizos de Aramotz (NE) con el Leungana en primer término, y Gorbea (SO). El cercano Bargondia (NW) Baltzola, a nuestros pies, y el valle de Dima son perfectamente visibles. Y si el tiempo acompaña, como es nuestro caso, en el horizonte descubriremos Ganekogorta (N) o Untzueta (O), en la sierra de Mendigusi.




En la cumbre del Pico Garaio
Un tentempié antes de iniciar el descenso
Tras disfrutar de las espectaculares vistas, y tomarnos algo para aliviar el hambre y la sed, emprendemos la bajada de la cumbre. Dejando a la derecha el buzón que corona la cima, iniciamos el descenso tomando dirección Oeste, siguiendo las marcas blancas y amarillas del PR. La caliza suelta y la presencia de árgoma nos aconseja ir con precaución. Según descendemos, ahora dirección SO, tengremos de frente el monte Gibili y a nuestra derecha la cueva de Baltzola. Seguiremos descendiendo, hasta que entremos en un pinar. El sendero nos llevará en pocos minutos a un cerrado de una parcela y, paralela a la misma, una senda nos guiará hasta una pista que debemos coger a la derecha. Esta pista nos llevará a una pista mucho más ancha, que es el comienzo de la PR BI que cogimos al salir del túnel de Abaro.






Continuamos descendiendo y, tras dejar atrás la entrada de la cueva de Baltzola, nos encontramos con un zig-zag en descenso de la pista. En este punto un cartel indicativo nos señala la cueva de Axlor. Una estrecha senda que pasa por encima del arco de Jentilzubi, nos acerca a su entrada.





 La cueva de Axlor, protegida con una verja de hierro protege el yacimiento que desmontó muchas teorías sobre los neandertales. En este abrigo y yacimiento descubierto y excavado por José Miguel Brandiarán se encontraron restos humanos neandertales, piedras talladas, múltiples restos animales y notables puntas de lanza y otros utensilios del Paleolítico Medio. Al parecer, los hallazgos y posteriores estudios determinaron nuevas teorías sobre el modo de vida y comportamiento de los neandertales. Axlor es conocida por ser una de las pocas cuevas de España donde se han encontrado restos humanos neandertales.
Aquí se encontraron restos humanos neandertales y puntas de lanza
Retrocedemos hasta el cruce y continuamos por el divertido sendero siempre en ligero descenso, hasta que volvemos a pasar bajo el arco de Jentilzubi. Nada más pasarlo, a la izquierda, nos encontramos con la surgencia y un poco más arriba la entrada a la cueva del mismo nombre. Decidimos ponernos los cascos e investigar sus entrañas.

¡OJO! 
LAS CUEVAS SON PELIGROSAS SI NO SE CONOCE EL MEDIO
NOSOTROS ACONSEJAMOS SIEMPRE  NO ENTRAR EN LAS MISMAS SIN LOS CONOCIMIENTOS NECESARIOS EN ESPELEOLOGÍA







Tras su visita y de vuelta a la pista principal, el sendero continúa en descenso, devolviéndonos de sopetón al camino que asoma al radiante caserío de Gibeltar, donde tocamos el asfalto. Descendemos la carreterilla, cruzamos de nuevo el puente y tras torcer a la derecha volvemos tras 400 metros al inicio/final de nuestra aventura.


En resumen, la ruta de senderismo PR BI 41 es una magnífica oportunidad para adentrarse en las profundidades de la Bizkaia más desconocida y recibir un primer barniz de cultura y mitología vasca. En pleno Parque Natural de Urkiola.



3 comentarios:

  1. Bonita excursión, una vez más, esa zona da mucho juego. La cueva que hicisteis tiene una bonita travesía, pero supongo lo sabíais. Un salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josef. Muchas gracias por alimentar nuestro blog. Si, antes de ir a hacer la rutita fuimos a hacer la travesía, que por cierto nos encantó.

      Eliminar
    2. Me alegro. La verdad, que aunque pequeña es muy bonita. Un salu2

      Eliminar