Recomendar este blog en Google

Rutas por La Pedriza I: Desde El Tranco hasta Cuatro Caminos

La Pedriza es un gran batolito granítico situado en la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama, dentro del municipio de Manzanares el Real, en el noroeste de la Comunidad de Madrid. Este berrocal está formado por numerosos riscos, paredes rocosas, canchales, arroyos y praderas. Es una zona de gran interés geológico, paisajístico y deportivo.
Las acciones mecánicas que se han ejercido sobre estas rocas durante millones de años han

DESDE EL TRANCO HASTA CUATRO CAMINOS

PARQUE NACIONAL DE LA SIERRA DE GUADARRAMA
MANZANARES EL REAL (Madrid)
Tramo del GR-10, PR-M-1 y PR-M-2

Tramo del sendero GR-10

La Pedriza es un gran batolito granítico situado en la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama, dentro del municipio de Manzanares el Real, en el noroeste de la Comunidad de Madrid. Este berrocal está formado por numerosos riscos, paredes rocosas, canchales, arroyos y praderas. Es una zona de gran interés geológico, paisajístico y deportivo.
Las acciones mecánicas que se han ejercido sobre estas rocas durante millones de años han conformado formas muy curiosas y atractivas, sobre todo para los escaladores, ya que cuentan con cerca de mil vías de escalada de distintas dificultades. El senderismo es otro deporte muy practicado en La Pedriza. Prueba de ello es la afluencia masiva de gente que hay durante muchos fines de semana.
Las 3200 hectáreas que ocupa aproximadamente La Pedriza pertenecen al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, el espacio protegido más grande de la Comunidad de Madrid. En esta zona abundan los matorrales mediterráneos, como la jara, y otros propios de la alta montaña, como el piorno. La fauna también es rica, especialmente en aves rapaces y reptiles.
Ocasionalmente este paraje natural ha sido escenario de rodaje de algunas películas en los años 60, spaghetti westerns básicamente.

COMO LLEGAR


Manzanares el Real, en el terreno histórico-artístico, cuenta con un relevante patrimonio, en el que destaca el castillo de los Mendoza, el mejor conservado de la provincia de Madrid y uno de los más importantes de España. Está incluido en el itinerario turístico de la Ruta por los Castillos, fortalezas y atalayas de la Comunidad de Madrid, junto con el castillo viejo, la otra fortificación de la localidad.


Ya en Manzanares el Real, continuamos por la carretera M-608 dejando atrás el castillo de Manzanres el Real, hasta que lleguemos a una rotonda. Ahora cogemos la primera salida, cruzamos el puente y torcemos a la izquierda por la Avd. de La Pedriza. En su final, El Tranco, donde  podemos dejar el coche.


DONDE DORMIR Y COMER
Refugio Giner de los Ríos en la Pedriza

En Manzanares el Real y alrededores hay muchas opciones, la mayoría rurales. En Booking encontraréis la gran mayoría de alojamientos de la Sierra de Guadarrama.


Otras opciones son: dormir en tu furgo adaptada en Canto Cochino, o subir hasta el refugio Giner, que se encuentra a unos 40 minutos andando desde el parking de Canto Cochino.


Lo ideal es degustar el bocata que llevaremos preparado de casa entre jaras y subidos a una piedra. Pero en las inmediaciones hay un montón de bares donde se puede comer o tomar algo. En el Tranco hay unos cuantos, y todos juntos al lado del río. En Canto Cochino, hay otros tantos bares, donde sirven raciones y platos combinados. 

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Plano detallado de la ruta. Fuente:Excursiones y Senderismo
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tipo de recorrido: Lineal
Distancia: 14,5  kilómetros (ida y vuelta)
Duración: 6 horas contando paradas
Desnivel: 540 metros
Dificultad: Fácil-Moderada
Época recomendable: Cualquiera
Puntos de agua potable: Se puede adquirir agua en el Tranco y en Canto Cochino. También nos podemos desviar hasta el refugio Giner y abastecernos de agua allí.
Sugerencias: Utilizar calzado y ropa adecuada dependiendo de la época elegida. No olvidarse de una cámara de fotos y unos prismáticos. Llevar agua y algo de comida energética en una pequeña mochila. No salirse de los senderos establecidos. No arrojar nada al entorno, depositar la basura en contenedores adecuados a la vuelta al coche.
CartografíaIGN Cercedilla hoja 508 E: 1:50000
Enlaces de interés: Track y mucha  más información en Wikiloc
                                    La Majada de La Pedriza
                                    Descargate el track para GPS (archivo GPX)

Una vez estacionado el vehículo, comenzamos a caminar tomando los senderos que van más pegados al río Manzanares, (dependiendo de donde hayamos dejado nuestro coche). El camino discurre, en un principio, con un suave desnivel, marchando paralelos al río. Continuaremos nuestra excursión dejando atrás los últimos bares de El Tranco, entrando así en un sendero muy marcado que se dirige hacia el Oeste, observando en nuestro caminar bonitas pozas donde en otros tiempos se podía dar uno unos bañitos.



Continuando río arriba, y a los 350 metros aproximadamente, nos tropezamos con un murete de granito, (un muro de 1,5 metros de ancho por 1 metro de alto). El camino continúa por encima de este, hasta que de nuevo se despeja y se llega al cabo de un rato, a la zona donde se ubicaba el salto de agua del Embalse de La Garganta. Hace unos años el Parque Nacional la derribó, intentando recuperar el entorno del Río. Ante esta acción, hubo mucha polémica, por las formas en la eliminación de la antigua presa.





Cuando acabemos de andar sobre el murete, tendremos que continuar subiendo a la derecha por una gran laja de piedra, (cuidado en este tramo, pues en días de lluvia y con mucha humedad es muy resbaladiza). Todo el sendero se encuentra marcado con las indicaciones de PR (bandas blancas y amarillas), que nos dirigen sin ningún tipo de perdida hasta la unión del Arroyo de La Majadilla con el río Manzanares. Aquí en la confluencia de los dos arroyos tenemos una estupenda pradera, donde se nos presentan dos posibles rutas a seguir: Continuar subiendo hacia la derecha por el mismo margen del río, o como hicimos nosotros, cruzar el puente.







Tras cruzar el puente, torcemos a la derecha y seguimos por la pista 600 metros hasta que llegamos al aparcamiento de Canto Cochino. En este tramo tendremos ocasión de ver, por la derecha, la famosa formación granítica conocida como "La Tortuga". Y a mitad de camino, entre el puente y Canto Cochino, nos encontraremos con una brújula, donde nos indicará la dirección hacia los picos más importantes y característicos de la Pedriza.



Desde el aparcamiento se baja al río por una pequeña pista asfaltada, cruzamos por un puente de madera, que nos queda a la izquierda. Tras cruzar el puente sobre el río Manzanares, desde el que se puede observar un interesante ejemplo de vegetación de ribera, donde se desarrollan sauces, fresnos e incluso algún avellano aprovechando la humedad edáfica que aportan las aguas del Manzanares, se toma el camino de la izquierda, encontrándonos a la derecha la antigua Escuela Taller,  hoy llamada la zona  "La Majada de la Pedriza", centro de divulgación y promoción del Parque Nacional de La Sierra de Guadarrama, donde nos ofertan: Información, Exposiciones, Actividades dirigidas, artesanía, librería-cartografía, formación, espacio gastronómico, etc....





Este es un buen lugar para descansar un rato y tomarnos un tentempié. El sitio es inmejorable y el trato genial. Al fondo hay unas mesas con bancos donde podemos darnos el festín de forma cómoda y con unas vistas sobre la pedriza que cautivan.


Tras el descanso volvemos al camino principal, torcemos a la izquierda y subimos unos metros hasta que nos encontremos con un cruce de caminos. Nosotros en este punto giramos a la derecha tomando la senda denominada "La Autopista", llamada así por la gran cantidad de senderistas que la transitan.


Ahora continuamos por la senda que discurre dirección Este, señalizada con flechas amarillas. El sendero discurre entre pinares procedentes de repoblaciones realizadas en los años 50 y 60, en los que se pueden observar distintas especies de pinos: laricio, resinero y silvestre, entremezclados con cipreses de Arizona. En el sotobosque aparecen jaras pringosas, torviscos y zarzas. En la ribera del arroyo de la Majadilla aparecen especies con mayores exigencias hídricas, como sauces, fresnos, arraclanes e incluso algún acebo.
Tras recorrer un kilómetros aproximadamente, desde el aparcamiento de Canto Cochino, se llega a la charca Kindelán en la que el arroyo de la Majadilla se remansa.
Continuando senda arriba podemos observar como aparecen pies de enebro de la miera y pequeñas encinas salpicadas por el recorrido.





Poco después de la charca Kindelán, nos encontramos junto al camino con un gran bolo de piedra en el que podemos observar unas formaciones graníticas muy interesantes de origen filoniano conocidas como nerviaciones. Retomando el camino, y a 2 kilómetros de Canto Cochino, llegamos a una bifurcación de caminos. A la derecha un puente de madera nos permite cruzar el arroyo hasta el llano del Peluca, a pie del refugio Giner de los Ríos.




Nosotros ignoramos el desvío y seguimos por la izquierda. Ahora el sendero se vuelve un poco más pendiente y con mucha más frondosidad del bosque. Más adelante nos encontraremos con un pequeño refugio instalado bajo una gran bola de piedra. Seguimos ascendiendo, ahora con mayor pendiente, hasta que llegamos a una zona donde se puede vadear el arroyo por un pequeño puente de madera, construido recientemente. Nosotros lo dejamos a la derecha y continuamos subiendo de frente.






Seguimos ascendiendo, este último tramo es el más pendiente de todo el trayecto, pero se supera con facilidad gracias a las Z que va desarrollando el sendero. Y así, poco a poco,  llegamos a una zona más llana y denominada "Los Llanillos. En unos pocos metros más llegamos a un cruce de cuatro caminos, fácilmente identificable porque se cruzan cuatro caminos, y en sus cuatro esquinas están claramente señalizadas por unos montones de piedras a modo de hitos.





Aquí damos por concluida esta excursión de hoy......  Descansamos un buen rato, jugamos a tirarnos piñas, comemos, nos tomamos un caldo calentito y regresamos sobre nuestros pasos.






Pasamos de nuevo por Canto Cochino, descendemos por la pista y tomamos otra vez el puente que salva el río. A escasos 200 metros del puente, está el chiringuito "Las Focas", aquí paramos un rato a descansar y aprovechamos para tomarnos algo.




Tras refrescarnos volvemos al sendero, ahora torcemos a la derecha tomando dirección Oeste, descendiendo el curso del río Manzanares, desde donde tenemos magníficas vistas de su curso, distintas totalmente a la que traíamos al principio. Continuamos así hasta que lleguemos a nuestro vehículo.





Donde damos por acabada esta excursión y visita a esta parte de La Pedriza. Todo un espectáculo de luces y colores.

Los aventureros

2 comentarios:

  1. La verdad es que La Pedriza siempre sorprende. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, impresionante la cantidad de rincones mágicos que tiene este trocito de Madrid. Un saludo

      Eliminar