Recomendar este blog en Google

Ruta por el Valle de la Angostura

El río Lozoya es un afluente del Jarama (éste a su vez lo es del Tajo), que atraviesa transversalmente la Comunidad de Madrid en su parte septentrional, a lo largo del Valle del Lozoya. Este río, que tiene su fuente en el Parque Natural de Peñalara (en la vertiente madrileña de la Sierra de Guadarrama, donde se encuentran las máximas cumbres de la región), es el principal abastecedor de agua potable de la provincia. Su agua está considerada como una de las de mayor calidad para el consumo human
RUTA POR EL VALLE DE LA ANGOSTURA

PARQUE NACIONAL DE GUADARRAMA
ARROYO DE LA ANGOSTURA O RÍO LOZOYA

RASCAFRÍA (Madrid)


El río Lozoya es un afluente del Jarama (éste a su vez lo es del Tajo), que atraviesa transversalmente la Comunidad de Madrid en su parte septentrional, a lo largo del Valle del Lozoya. Este río, que tiene su fuente en el Parque Natural de Peñalara (en la vertiente madrileña de la Sierra de Guadarrama, donde se encuentran las máximas cumbres de la región), es el principal abastecedor de agua potable de la provincia. Su agua está considerada como una de las de mayor calidad para el consumo humano de España.

Es embalsado hasta en cinco ocasiones a lo largo de su curso de 91 km. Su principal embalse, el de El Atazar, es también el de mayor capacidad de almacenamiento de agua de la región. Su cuenca coincide con la comarca de la Sierra Norte, que tiene una superficie de 1265 km cuadrados. El río forma el Valle del Lozoya (el más extenso de toda la sierra de Guadarrama), donde se encuentra el municipio de Lozoya, del que el río toma su nombre.

......En su tramo inicial, donde recoge las aguas de las Lagunas de Peñalara (en el término municipal de Rascafria), el río recibe el nombre de arroyo de La Angostura. Empieza a ser identificado como Lozoya cuando se une a los arroyos de Cerradillas y Guarramillas.......

Fuente: Wikipedia

COMO LLEGAR

La ruta comienza en el aparcamiento que encontramos al lado de los restaurantes Pinosaguas y la Isla, entre los kilómetros 31 y 32 de la carretera M-604 entre Racafría y el puerto de Cotos. 



Aparcamiento junto al restaurante Pinosaguas y donde comienza nuestra rutita
DONDE DORMIR Y COMER

La variedad gastronómica que ofrece Rascafría es inmensa. Se puede elegir desde lo más selecto a lo más rápido, pero siempre con buenos y frescos ingredientes...... Nosotros optamos por llevarnos la comida en nuestra querida nevera. A continuación dejo unos enlaces y teléfonos de los restaurantes más cercanos a la ruta, donde podremos degustar los manjares de esta zona.


RESTAURANTE PINOSAGUAS
Tlf. para reservas: 91 869 10 25

RESTAURANTE LA ISLA
Tlfs. para reservas: 639 33 77 47 y 680 46 1328


Entrada al Restaurante La Isla
De igual manera Rascafría ofrece un sin fin de posibilidades a la hora de pasar la noche. Nosotros decidimos dormir en casa, ya que esta rutita está muy próxima a nuestro domicilio.  Dejamos a continuación una variedad de sugerencias:



DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Plano del recorrido. Fuente: Iberpix
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tipo de recorrido: Circular 
Distancia: 7 kilómetros
Duración: 3 horas contando paradas y visitas
Desnivel: 139 metros
Dificultad: Fácil
Época recomendable: Cualquiera
Puntos de agua potable: En el recorrido no existen fuentes, pero se puede comprar en los bares-restaurantes que hay al inicio de la ruta.
Sugerencias: Utilizar ropa y calzado adecuados, dependiendo de la época elegida. Llevar agua y algo de comida en una pequeña mochila. No nos olvidemos de los prismáticos y la cámara de fotos. No proliferes nuevos senderos, usa los ya existentes. No dejes ni tires basura, depositala en un contenedor a la vuelta.
Cartografía: IGN San Idelfonso hoja; 483-4 E:1:25000
Enlaces de interés: Track y más información en Wikiloc
                                   Descargate el track para GPS (archivo GPX)

Desde el aparcamiento del área recreativa La Isla, comenzamos a caminar saliendo del mismo por un sendero que sigue la orilla del arroyo Angostura, o río Lozoya, aguas arriba, por el mismo lado del aparcamiento, (derecho según subimos). Nada más salir del parking nos encontramos con un puente a nuestra izquierda que nos lleva al restaurante La Isla, y que no hemos de cruzar.
El sendero sigue avanzando entre robles y hermosos ejemplares de pino albar, llegando enseguida a la cascada que forma la Presa del Pradillo. Tanto la cortina de agua como el tranquilo embalse que encontraremos en la parte superior forman un bello entorno que merece la pena contemplar sosegadamente.
El inicio del sendero
Otro tramo del recorrido
Tramo del sendero
En la Presa del Pradillo..... A la vuelta veremos mejores panorámicas de esta espectacular cascada
El agua represada antes del muro de la presa
El sendero continúa ladera arriba, siempre paralelo al río Lozoya, volviéndose a veces poco visible, ya que el sendero se separa momentáneamente del curso del río. Nos encontramos en una zona repleta de majestuosos pinos, salteado de grandes bloques graníticos, siendo muy cómoda de caminar. Seguimos sin problemas el sendero bien marcado, que en todo momento lo llevamos pegados al río. Así, tras recorrer algo más de un kilómetro después de la presa, llegaremos a una pista que hemos de seguir hacia la izquierda.









Cuando lleguemos a la pista, tendremos que seguir hacia la izquierda
Ahora esta pista nos acompañará en todo nuestro trayecto a través del valle de La Angostura, pero ello no le quita encanto a la ruta, ya que además de no pasar vehículos, siempre tenemos las magníficas vistas del río y además estamos acompañados de abundantes pinos. El río siempre permanecerá a nuestra izquierda, a veces muy cerca y a veces un poco más lejos, y seguro que en más de una ocasión nos veremos tentados de abandonar la pista para acercarnos a alguna de las pequeñas cascadas que forma.


Seguimos caminando, y cuando llevamos unos 1300 metros de pista, llegamos al puente de la Angostura. Este puente fue mandado construir por Felipe II para poder circular en carruaje desde su palacio en la Granja de San Idelfonso hasta el monasterio del Paular. Lo cruzamos, y antes de retornar por el otro margen del río, nos acercamos a contemplar una bonita área con amplias praderas verdes, (nosotros aprovechamos para zamparnos los bocatas), y con una curiosa poza que seguro hace las delicias de los visitantes en Verano.

El puente de La Angostura
Prados verdes donde poder parar a tomarnos los bocadillos
Tras el bocadillo y descansar un rato, retornamos nuestro caminar. Ahora cogemos a la izquierda, tras cruzar el puente, y nos encontramos con la baliza del sendero RV-1. Vamos bien, seguimos unos pocos metros más y nos desviamos a la izquierda por el sendero que tenemos a la izquierda, enlazando así con el PR-25. Si siguiéramos la pista nos llevaría hacia el Raso del Baile, o sea, en sentido contrario.



Todo el camino está bien señalizado con balizas que en todo momento nos indican el RV1, pero en ningún momento vemos las marcas del PR. Este sendero se introduce en la espesura de este majestuoso bosque de pinos. Poco a poco y disfrutando del bosque llegamos al arroyo de Valhondillo, que se supera fácilmente gracias a una pequeña pasarela de madera.

Mojón kilométrico muy antiguo que nos encontramos en el camino


Puentecito que salva el arroyo de Valhondillo
Con un buen sabor de boca continuamos adentrándonos en este espeso bosque de altos árboles. Ahora el camino se aleja poco a poco del río, pero siempre lo tendremos a nuestra izquierda. Hay momentos en los que te ves envuelto de la frondosidad de estos altos árboles, y la sensación de contacto con la naturaleza es total. Seguimos caminando, y llega un momento en que el sendero empieza a bajar, buscando el río Lozoya. Atravesaremos varios arroyos, todos con sus pasarelas de madera que evitan mojarse, hasta que llegamos a un pequeño alto, desde donde se nos abren unas magníficas y únicas vistas que nos regalan las aguas embalsadas de la presa del Pradillo.










Tras disfrutar de estas magníficas vistas, seguimos bajando, paralelos al río, hasta que llegamos a la altura de la presa. Cruzamos un canal vallado, con un par de huecos muy amplios para colarse sin problemas, y llegamos a este magnífico paisaje de postal, la cascada del embalse del Pradillo, formada por el rebose de este pequeño embalse. Ahora vista desde la vertiente contraria.




Tras contemplar esta magestuosa cascada, seguimos caminando río abajo, hasta la altura del restaurante La Isla, pero esta vez por su parte trasera. Lo bordeamos por la izquierda y así llegamos a un pequeño puente que salva el río Lozoya. Tras cruzarlo, ya estamos de nuevo en el aparcamiento donde dejamos nuestro vehículo y donde damos por concluida esta estupenda excursión.




Los excursionistas


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada