Recomendar este blog en Google

Ruta por el Valle de las Batuecas

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, estar en las Batuecas es estar distraído y ajeno a aquello de que se trata: es decir, absorto y embelesado. Son sensaciones que siguen sintiendo los visitantes de este valle secreto, protegido por escarpadas montañas y donde se localiza un bello bosque de carácter mediterráneo. Si a ello añadimos las valiosas pinturas rupestres del Neolítico que se descubren en las cuevas y


EL VALLE DE LAS BATUECAS Y LA CASCADA DEL CHORRO

PARQUE NATURAL DE LAS BATUECAS - SIERRA DE FRANCIA

LA ALBERCA (Salamanca)


Pinturas rupestres en uno de los abrigos
Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, estar en las Batuecas es estar distraído y ajeno a aquello de que se trata: es decir, absorto y embelesado. Son sensaciones que siguen sintiendo los visitantes de este valle secreto, protegido por escarpadas montañas y donde se localiza un bello bosque de carácter mediterráneo.
Si a ello añadimos las valiosas pinturas rupestres del Neolítico que se descubren en las cuevas y abrigos del valle, el alto valor cultural de las leyendas sobre Las Batuecas, y el conjunto arquitectónico y etnográfico del pueblo de la Alberca, nos encontramos con un espacio casi sin paragón dentro de toda Castilla y León. En lo más profundo del valle está enclavado el convento carmelita de San José y de su misma puerta parte un recorrido a pie que se dirige hacia la cascada del Chorro y que permite conocer de primera mano todas las bellezas paisajísticas de Las Batuecas.

COMO LLEGAR

El inicio de esta estupenda ruta comienza en el Monasterio Del Desierto de Las Batuecas. A continuación dejamos el enlace de como llegar hasta sus puertas.

Entrada al Monasterio del Desierto de Las Batuecas
DONDE DORMIR Y COMER

En el terreno gastronómico, La Alberca cuenta con sobrados productos naturales que junto con los del campo charro hacen de la comida tradicional y popular, una de las más ricas, sabrosas y variadas de la península..
Las carnes uno de sus platos fuertes, con numerosas especies ganaderas, vacuno, caprino y porcino. "Cabrito cuchifrito" y asado típicamente serrano que hacen las delicias de quien lo degusta.
Así mismo son muy apreciados los hornazos, empanadas a base de embutidos. El limón  serrano hecho con limón, naranja, huevo duro y chorizo.
Sus vinos, cosechas de la comarca y los dulces de extraordinaria calidad realizados con productos naturales, turrones, obleas, perrunillas, miel y polen.


Igualmente, la oferta de alojamientos es inagotable, podremos disfrutar desde hoteles de 5 estrellas hasta acoplar nuestra tienda en un estupendo camping.


Nosotros optamos por dormir en la Peña de Francia, a los pies del Santuario del mismo nombre. Un sitio tranquilo y con unos atardeceres espectaculares. No tiene fuentes ni baños.


Disponemos de información sobre otro sitio, donde poder pernoctar con nuestra furgo, está  muy cerquita del pueblo de La Alberca, y más concretamente en el área recreativa "Fuente del Castaño".


Desde donde estamos durmiendo en nuestra furgo
DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO


Plano del recorrdo. Fuente: www.ojolince.com

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tipo de recorrido: Lineal
Distancia: 12 kilómetros
Duración: 7 horas contando paradas
Desnivel: 395 metros
Dificultad: Media-alta
Época recomendada: Cualquiera
Puntos de agua potable: En el recorrido nos encontraremos algunas fuentes, pero sus aguas están sin tratar.
Sugerencias: IMPORTANTE: Si se va con niños, extremar la precaución en el sendero que va por la parte alta de los cortados, el desnivel es muy elevado. Utilizar ropa y calzado adecuado, dependiendo de la época en que se visite. Llevar agua y algo de comida en una pequeña mochila. Utilizar protección solar en los meses de más calor. No olvidarse de la cámara de fotos y los prismáticos. La distancia y el desnivel son elevados.
Cartografía: IGN  La Alberca hoja: 552-1  E:1:25000
Enlaces de interés: Para saber mucho más sobre el monasterio
                                   Track y más información en wikiloc
                                   Para saber más sobre las pinturas rupestres del valle de Las Batuecas
                                   Descargar track para GPS (archivo GPX)
                              
Comenzamos a caminar desde el parking número 1, el cual dispone de bastantes plazas de aparcamiento. A 350 metros está el parking número 2 con plazas reservadas para discapacitados. Al poco de iniciar la ruta enlazamos con el tramo que está acondicionado para discapacitados. Este tramo es una bonita senda botánica, que transcurre entre un denso bosque y el río Batuecas. Este tramo está habilitado con bancos, mesas y multitud de paneles informativos que nos explican la fauna, flora y geología del lugar. Tras atravesar las pasarelas, desembocamos en un sendero mucho más ancho.
Parking y comienzo de la ruta
Tramo adaptado para discapacitados


En este trayecto podemos ver paneles informativos que nos enseñan la fauna, flora y geología del lugar


Al tocar el sendero más ancho, giramos a la izquierda, y enseguida llegamos a la entrada del monasterio carmelita, construido a finales del siglo XV con propósito eremítico. Tenemos que añadir que este no es visitable, pero los monjes ofrecen retiros espirituales.
Sendero que nos acerca al monasterio de Las Batuecas
A las puertas del monasterio
Tras contemplar la entrada a este mágico monasterio, empieza el sendero verdaderamente dicho. Desde la misma puerta giramos a la izquierda, el principio del sendero está marcado con señales blancas y amarillas. Así poco a poco bordeamos el muro del recinto del monasterio. Entre el río y los muros del monasterio el camino se abre paso sobre un manto de grandes raíces y rocas que  cierran el paso y a veces nos hacen malabarear para no mojarnos.
Detalle en un de los muros de entrada al monasterio
El sendero junto al muro del monasterio
Otro tramo del camino
Espectacular el trozo de sendero 
Cuidado, si resbalas caes al agua
Otro tramo del sendero
Discurrir por esta parte del trayecto, nos hace adentrarnos en un denso bosque, donde nos encontraremos hermosos árboles centenarios de gran porte, como es el caso de un eucalipto y el tejo del Convento.

Contemplando un tejo centenario
Tras nosotros el tejo centenario

El sendero sigue serpenteando entre el denso bosque. Así, poco a poco, y disfrutando del paisaje, llegamos a un bonito puente que salva el río Batuecas. Lo atravesamos, y continuamos hasta que salimos de los dominios monacales por una pequeña puerta que nos deja en pleno bosque, ahora silvestre.



Saliendo de los dominio de monasterio.
A partir de aquí el sendero transcurre por la orilla del río Batuecas, hasta que asciende ligeramente, atravesando un denso arbolado. En este tramo podemos avistar restos de algunas ermitas entre los roquedos. Igualmente, en mitad del camino podemos ver y apreciar los restos de distintas carboneras, dispersas en todo el recorrido. Estas fábricas eran para elaborar carbón vegetal. Así paso a paso y tras atravesar un descompuesto canchal nos encontramos con el desvío a las pinturas rupestres de Las Cabras Pintadas.
El sendero transcurre por la misma orilla del río Batuecas
Una de las fuentes que nos podemos encontrar en el trayecto
EL CARBÓN DE LAS BATUECAS.

Una actividad tradicional para los albercanos era la obtención del carbón vegetal en el Valle de Batuecas. Esta actividad fue regulada mediante ordenanzas municipales en 1668, prohibiéndose expresamente hacer fuegos y cortar árboles bajo severísimas penas. Se permitía aprovechar madera para hacer carreteras o muebles, construir puentes, casas o cerrar huertos. También se permitía cortar matas para alimentar la lumbre de los hogares. 
La práctica del carboneo fue muy importante en el valle, como lo confirma el gran número de carboneras existentes y que se mantuvo hasta fechas recientes. Requería la colocación de apilamientos de maderos a los que se revestía con una capa de barro que aguantaba el fuego sin permitir que prendiera la brasa. A continuación, el carbón era trasladado en mulo hasta La Alberca, donde se vendía.
Una carbonera en el camino
Tramo del sendero
Atravesando un bonito canchal
Desde aquí se accede a las pinturas de Las Cabras Pintadas
Esta subida, corta pero pendiente, nos acerca al abrigo donde se encuentran representadas las pinturas rupestres. El ascenso está preparado con unas cuerdas que hacen las veces de pasamanos, ayudándonos a superar algunos tramos del camino.
Tras la verja que protege el abrigo observamos varios paneles de pinturas esquemáticas. Unos paneles informativos nos ayudarán a interpretar y localizar las pinturas.

....." Estos paneles son lo más representativo de todos los abrigos con pinturas del valle. Se dibujaron en él gran número de figuras que, por las superposiciones, sabemos que pertenecen a cuatro fases distintas realizadas con diferentes colores: Castaño, rojizo, rojo, blanco y una cabra pintada en negro. En este lateral se distinguen cabras formando grupos que en determinados casos se han interpretado como rebaños. Uno de ellos aparece asociado a dos figuras humanas y otro a un animal más pequeño, seguramente un perro, lo que se interpreta como una posible escena de pastoreo......." 
Detalle de algunas pinturas
otras pinturas
Más pinturas


Vistas desde el abrigo de las Cabras Pintadas
Tras admirar la belleza de las pinturas, y al mismo tiempo su gran estado de deterioro, volvemos sobre nuestros pasos hasta enlazar de nuevo con el sendero principal. Ahora continuamos sin perdida de ningún tipo, hasta encontrarnos el desvío al siguiente abrigo "El canchal del Zarzalón", donde podremos disfrutar de otros paneles de pinturas, pero estas mucho peor conservadas.

Regresamos al camino principal
Tramo del sendero
Desvío hacia las pintas rupestres del Canchal del Zarzalón
EL CANCHAL DEL ZARZALÓN

Se representan motivos pintados en dos gamas de color: Rojo muy vivo y ocre amarillento, ambos en estilo esquemático, que pudieran corresponder a realizaciones sucesivas. Las figuras verticales con múltiples brazos se interpretan como figuras humanas, con el sexo marcado o no. En la escena que se sitúa en la parte central se ha querido ver la presencia de un personaje femenino, con indicación de los pechos. Se aprecian además un animal pintado en rojo, barras, figuras en forma de peine, soles y estrellas. Se han considerado que la presencia de motivos astrales hacen referencia a los ritos y a las creencias propios de los autores.

Abrigo El Canchal del Zarzalón
Detalle de las pinturas
Más pinturas
Tras contemplar estas maravillas, descendemos de nuevo hasta el cruce. Ahora continuamos río arriba siguiendo las indicaciones del siguiente panel de pinturas "El Canchal de la Umbría de Cristo". Tenemos que señalar que en este tramo de recorrido el sendero es difuso y a veces se pierde un poco. Lo que tendremos que hacer es seguir las indicaciones que nos marcan los distintos hitos, hasta que nos saquen de nuevo al sendero principal.


Para no perdernos tendremos que seguir los hitos que hay en el sendero


Ahora continuamos por un sendero repleto de bonitos y retorcidos alcornoques y encinas. Así al poco, y tras cruzar un arroyo llegamos a uno de los puntos claves de este recorrido, el vadeo del Río Batuecas y que coincide con la unión de las aguas del Regato del Chorro. Nosotros lo vadearemos, dejando pasar un sendero que arranca a la derecha, para ascender por la ladera de enfrente, siempre guiándonos de los distintos hitos puestos estratégicamente en el camino.
Primero atravesamos un pequeño arroyo
Después llegamos a la unión del Río Batuecas con el arroyo del Chorro. Aquí nosotros lo cruzaremos  continuaremos por el sendero que tenemos enfrente.
Comienza el tramo más costoso de la ruta, ya que tendremos que superar un largo, pedregoso y empinado sendero ascendente que nos acercan a los cantiles que se nos abren ante nosotros. Por su base tendremos que pasar y así seguir fielmente el sendero marcado.  A pie de los cantiles observamos en unas antiguas, ruinosas y abandonadas casas de pastores, apostadas en unos abrigos, a la vuelta la visitaremos.
Comenzamos con el ascenso hasta los cantiles
Tramo del sendero
Tras la subida, el camino serpentea en ligero descenso buscando el arroyo del Chorro. Cuando lleguemos a su altura tendremos que tener precaución, ya que en su inicio el sendero transita justo por encima de las piedras y no es muy intuitivo, pero subiendo un poco su cauce enseguida damos con él, que se aprecia por la margen izquierda. Ya estamos muy cerca, un último empujón en busca del Chorro enclavado en un selvático rincón de este bonito barranco. Subiremos sin problemas de orientación por el pequeño sendero escuchando el débil rumor del agua al caer.
Vistas desde el camino

Tramo del sendero, al fondo se aprecia la cascada de El Chorro
Objetivo conseguido, un recóndito paraje que esconde un bello chorro y magestuosa poza, donde en los meses de más calor es de agradecer los bañitos que te puedes dar en sus aguas. En épocas de deshielo y lluvias fuertes, la cascada aumenta considerablemente su atractivo, pero puede complicarse mucho el acceso hasta ella.

Al pie de las cascada de El Chorro
Tras disfrutar del lugar, comernos unos buenos bocatas, y descansar lo suficiente, nos toca regresar sobre nuestros pasos, que no son pocos, pero antes nos detendremos en las cabañas de pastores a investigar un poco.
Hito considerable que nos indica la posición de las cabañas de pastores
Sorpresa, en el abrigo también existen pinturas claviformes. SORPRENDENTE
Regresamos sobre nuestros pasos
Desde aquí retrocedemos, esta vez por el sendero que va por la parte media de los cantiles. Hasta que el camino nos deja en el abrigo del Canchal del Zarzalón. Ahora bajaremos al sendero principal y desde aquí a nuestro vehículo.






Los excursionistas

3 comentarios:

  1. Por si fuera interesante para usted o sus compañeros de rutas, tengo publicado plantararboles.blogspot.com y yofrenoelcambioclimatico.blogspot.com (MENOS es MEJOR)
    El primero es un manual sencillo para reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles autóctonos de nuestra región. Salud, José Luis Sáez Sáez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Luis, gracias por tus aportes

      Un saludo

      Eliminar
    2. Hola Jose Luis, gracias por tus aportes

      Un saludo

      Eliminar