IVANA excursiones

Lo que pretendemos con este blog es redactar de una forma clara y fácil las excursiones que nosotros realizamos para que cualquiera de vosotros podáis disfrutar de ellas como nosotros lo hemos hecho.

IVANA excursiones

Aquí iremos poniendo los itinerarios que realizamos, indicando la forma de llegar,

IVANA excursiones

los accesos a las posibles rutas, alojamientos (normalmente para carabanas o furgos adaptadas),

IVANA excursiones

los mejores restaurantes, los museos más característicos y un largo etc...

IVANA excursiones

Esperamos que os guste esta iniciativa y que la disfrutéis.

IVANA excursiones

Un fuerte abrazo a todos y muchas gracias por seguirnos.

Recomendar este blog en Google

Ruta circular Arlekia-Lauzaran

La Real fábrica de armas de Orbaitzeta está considerada como uno de los mejores exponentes de arquitectura industrial del XVIII. Fundada en 1784 por una Real Orden de Carlos III, en el lugar de la antigua ferrería construida en 1432, cuando la reina doña Blanca de Navarra la autorizó para explotar la riqueza en hierro, plata y plomo del valle. Este proyecto fue idea del conde de Lacy, inspector general del Real Cuerpo de Artillería, para sustituir, en parte, a la Fábrica de Eugui por e

ARLEKIA - LAUZARAN (SLNA-59-B)
CIRCULAR ORBAITZETAKO OLA / FÁBRICA DE ARMAS DE ORBAITZETA

SELVA DE IRATI
PIRINEO ORIENTAL NAVARRO
ORBAITZETA (Navarra)
Estructura de la abandonada fábrica de armas y municiones de Orbaitzeta
La Real fábrica de armas de Orbaitzeta está considerada como uno de los mejores exponentes de arquitectura industrial del XVIII. Fundada en 1784 por una Real Orden de Carlos III, en el lugar de la antigua ferrería construida en 1432, cuando la reina doña Blanca de Navarra la autorizó para explotar la riqueza en hierro, plata y plomo del valle. Este proyecto fue idea del conde de Lacy, inspector general del Real Cuerpo de Artillería, para sustituir, en parte, a la Fábrica de Eugui por el agotamiento que sufría su masa forestal. Su construcción tuvo dos fases que van hasta 1794, pero para 1778 ya se están produciendo municiones de guerra. Durante casi un siglo será junto con Trubia el centro industrial militar más importante del norte de España.
El conjunto de la Real Fábrica queda articulado en tres diferentes niveles; en el nivel más elevado se levanta la zona de residencia, servicios y vigilancia en torno a una plaza cerrada por un extremo por la iglesia y por el otro por el cuartel, en el centro se construye el palacio; en el segundo nivel están los depósitos de menas, las carboneras y las casas de los operarios; en el tercer nivel esta el patio para depósito de municiones, sala de reconocimientos, tornos al aire, limpia de municiones, refinería y hornos de reverbero para la fundición de los modelos en bronce. Aguas arriba se realiza una presa de piedra de sillería. Los franceses la ocuparon y destruyeron durante la Guerra de la Independencia. Los diferentes edificios del poblado se han conservado en un estado más o menos aceptable gracias al esfuerzo de los propietarios que las han habitado desde que la armería cerró. Sin embargo, las dependencias de la fábrica, al estar fuera de uso, se encuentra en un estado de ruina muy avanzado.

Fuente: http://www.hispanianostra.org/lista-roja/real-fabrica-armas-orbaizeta

COMO LLEGAR
El valle donde se encuentra Orbaitzeta

Orbaizeta es la antesala de una de las zonas naturales más conocidas de Navarra: La Selva de Irati. Naturaleza, historia y cultura se conjugan para ofrecer al viajero una tierra especial, semiolvidada de la urbe, donde lo rural sigue siendo rural.



DONDE DORMIR Y COMER

Las zona de Orbaitzeta cuenta con una muy buena infraestructura en cuanto a alojamientos. Dejamos un enlace con los distintos establecimientos, donde se puede acceder a actividades, cultura, visitas, etc.


Nosotros para dormir hemos optado por el área de acampada de Arrazola. 


Zona donde se pueden poner las furgos y las caravanas

Este área tiene una zona habilitada donde poder montar las tiendas de campaña o dejar la furgo sin coste económico de ningún tipo. (Hemos de señalar, que en la valla de la zona habilitada para montar las tiendas, existe una hoja con unas tarifas..... nosotros preguntamos en información turística y nos dijeron que se puede pernoctar de forma gratuita). El área cuenta con bancos y barbacoas, WC a 50 metros, agua potable, 2 fregaderos para lavar los cacharros, una zona donde poder poner las tiendas (delimitada con una cerca de madera) y un carril allanado donde poder aparcar nuestra furgo...... Todo un lujo al servicio del visitante.....
Zona habilitada donde se pueden poner las tiendas de campaña

Para llegar hasta aquí tendremos que atravesar Orbaitzeta, y tomar dirección a la antigua y abandonada fabrica de armas de Orbaitzeta. A los 3 kilómetros, nos desviaremos por la pista pavimentada que se dirige hacia el interior de la Selva de Irati. Esta pista está señalizada con unos carteles que nos indica la Selva de Irati, embalse de Irabia. A los pocos metros de tomarla, continuaremos por el desvío de la izquierda "camino de Orion", que tras recorrerlo 1500 metros, nos dejará en el área de acampada.


DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Plano de la senda a seguir. Fuente: http://www.selvadeirati.com/

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DE LA RUTA

Tipo de recorrido: Circular
Distancia: 7 kilómetros
Duración: 4 horas contando paradas y visitas.
Desnivel: 340 metros
Dificultad: Media. Hay que afrontar una gran pendiente ascendente. No aconsejable para niños no acostumbrados a caminar.
Puntos de agua potable: No hay fuentes en todo el recorrido.
Sugerencias: Llevar calzado cómodo. No olvidarse de unos prismáticos. Llevar algo de comida y agua en la mochila. Echarse unos paraguas o ropa para la lluvia. Dado el estado ruinoso de la fábrica, recomendamos precaución durante su visita.
Cartografía: IGN Elizondo hoja 91 (26-06) E: 1:50000
Enlaces de interés: Más información sobre la Selva de Irati
                                  La Real fábrica de armas de Orbaitzeta

Salimos de Arrazola dirección a Orbaitzeta. En la carretera principal, la NA-2030, giraremos a la derecha y continuaremos hasta la fábrica de armas. Aquí intentaremos aparcar en la pequeña plaza, junto a la abandonada iglesia del poblado.
Pequeña plaza donde dejaremos los vehículos. Al fondo la antigua iglesia
Empezaremos a caminar rebasando la iglesia por su izquierda, justo detrás, descenderemos por una pista cementada que nos lleva directamente hasta unas naves agrícolas. Desde las naves avanzaremos por la derecha hasta que lleguemos al puente que salva el río Itolatz. Justo en este punto, y antes de cruzar el puente, giraremos a la izquierda y saltaremos la valla que delimita el prado de la zona agrícola.
Pista pavimentada que nos deja en la nave agrícola

Justo antes de cruzar el puente, saltamos la valla para continuar la ruta.
Una vez situados al otro lado de la valla, subiremos por el prado pegados a la derecha, hasta que veamos el sendero bien marcado que se adentra en el bosque de hayas y que transcurre por la cara norte del Arlagain.
Inicio de la senda tras subir el prado
A un kilómetro, aproximadamente, desde el inicio del recorrido, tendremos la oportunidad de visitar las ruinas del enigmático castillo de Arlekia. Este tramo de senda se realiza en fuerte ascenso entre esbeltas hayas, pudiéndose apreciar algunas "plazak", o explanadas circulares donde se elaboraba carbón vegetal.
Subida por la cara norte del monte Arlagain

Desvío que nos conduce en fuerte subida a las ruinas del castillo de Arlekia

Tramo del sendero

Desde el castillo se aprecia parte de la Selva de Irati, el pico Orhi y las crestas roncalesas al fondo.

Ruinas del enigmático castillo de Arlekia.
Disfrutado de las vistas, nos toca volver sobre nuestros pasos hasta el camino principal. Seguiremos el ascenso hasta que nos encontremos con la siguiente desviación. Este desvío nos lleva hasta las cuevas de Lutoa, separadas unas de otras por una decena de metros. La de la derecha es de pequeño recorrido, pero el porche de entrada es mucho más amplio, sin embargo, la cueva de la izquierda es de entrada reducida pero con un desarrollo que nos permite atravesar de lado a lado el roquedo.
Descendiendo hacia el camino principal

Tramo del sendero

Tramo del recorrido

Otra porción de bosque

Senda que nos lleva hasta las cuevas de Lutoa

Cueva de Lutoa
Después de visitadas las grutas volvemos al camino principal y seguimos el ascenso hasta llegar a una zona más abierta y llana, que en realidad es el cordal  y el paso de Lauzaran, una zona de roquedo calizo totalmente cubierto por el bosque de hayas.
Llegando al paso de Lauzaran
Seguimos las indicaciones del sendero y enseguida atravesamos un vallado por un paso junto a una imponente haya, unos centenares de metros más adelante salimos del bosque junto a unos prados. Este sendero rodea  los prados y acaba en una ancha pista forestal.
El paso que nos deja cerca de los prados

El sendero que bordea los prados
Una vez alcanzada la pista, tomaremos hacia la derecha. En este tramo hay pocas marcas que nos indique el buen camino, pero a los pocos metros nos encontraremos con las señalizaciones que  nos dirigen hacia nuestro destino.
Las ultimas señas llegando a la pista forestal

Señalización que nos indica el buen camino
Tras cruzar la alambrada continuamos por el sendero que nos volverá a introducir en el hayedo. Es claro el contraste entre la vertiente norte, por la que hemos subido, y la sur mucho más humanizada. Esto nos vale para ver como el hombre ha cambiado el paisaje. Desde aquí el itinerario desciende vertiginoso hasta el fondo del barranco de Itolatz.
Tramo del sendero

Volvemos a entrar en el hayedo

Otro tramo del itinerario antes de llegar al fondo del barranco

En el fondo del barranco y el regato de Itolatz.
Cruzaremos el arroyo y subiremos por una pequeña senda que nos dejará en una amplia pista forestal. Esta la seguiremos hacia la derecha, que nos conducirá tras tres kilómetros al inicio de nuestra excursión.
Pequeña senda que tras cruzar el regato nos deja en la pista forestal
Después de descansar un poco y reponer fuerzas, nos queda visitar las ruinas de la fábrica de armas y municiones de Orbaitzeta. Esta visita nos trasladará a una época de gran auge económico e industrial en esta zona de Navarra.
Puerta de Burguete. La puerta de Burguete fue el primer acceso a la Real Fábrica. Los portales de Francia y Aezkoa son el resultado de ampliaciones posteriores. En la actualidad se conservan un pequeño tramo del lienzo del muro en el que se abría la puerta. Atendiendo a los datos procedentes de otros establecimientos como Sevilla o Toledo, debió tratarse de un sencillo portal adintelado, con un carácter eminentemente funcional.
Acceso al depósito de menas.  El mineral de las minas de Arrollandieta era transportado en carros por un camino que conducía hasta el portal de Francia. Una vez en en interior de la fábrica, quedaba almacenado en este depósito, que contaba con tres espacios diferenciados y con una capacidad para 70.000 quintales de mena. El abastecimiento del horno se realizaba, al igual que el carbón, por la boca superior, para ello se conectaban los dos espacios con una pasarela.
Los hornos. Este edificio contaba con dos hornos de fundición que eran cargados por la boca superior. Alternativamente se depositaban en su interior capas de carbón y de mineral de hierro. En la parte inferior existían toberas por donde se reforzaba la entrada de aire mediante el empleo de grandes fuelles. Estos fuelles eran movidos a su vez por ruedas hidráulicas. Los crisoles disponían de orificios por los que, una vez finalizado el proceso, fluía el material fundido y de aberturas por donde salía la escoria.
Bóveda. Esta sala destaca por su bóveda de piedra perforada por un pequeño canal. Desde ese punto se vertía el agua a una pileta rectangular de piedra, donde pude estar instalado algún tipo de fuelle o rueda. En uno de los muros laterales de la sala se abre una pequeña puerta que da acceso a la alcantarilla principal de la fábrica.
Canal de agua. Las ruedas de los hornos, que permitían un movimiento constante de los fuelles durante el proceso de fundición, necesitaban disponer para su buen funcionamiento de un determinado volumen de agua. Con esta finalidad, partiendo de la presa, se construyó un canal. Para salvar el desnivel del piso inferior de la fábrica, se recurrió a levantar un pequeño acueducto con cuatro arcos de piedra, de los que únicamente se mantienen las bases de los pilares.
La arcada. La imagen más representativa de la Real Fábrica de Municiones de Orbaitzeta es esta sucesión de arcos de piedra suspendidos sobre el río Legartza. La finalidad de la arcada era comunicar las carboneras, situadas en la margen derecha del curso fluvial, con el edificio de hornos, ubicado en la margen izquierda. Esta disposición era esencial en caso de incendio, al quedar separados los almacenes de combustible del resto de las dependencias del complejo industrial
Patio de municiones. La munición una vez examinada y comprobado su calibre, se almacenaba provisionalmente en este patio a la espera de su destino final. El elevado volumen de producción que, en determinados períodos, llegó a alcanzar la Real Fábrica de Orbaitzeta requería la existencia de una amplia superficie de acopio. El patio quedaba cerrado por verjas de madera y disponía de un portón para las labores de carga y transporte de las piezas.

Taller de molderíaEntre el edifico de hornos y el patio de municiones, situaron talleres relacionados con el proceso de fabricación de las bombas y las balas. A la derecha, se encontraba el taller de moldería, donde trabajaba el personal especializado en el empleo de moldes de arcilla y arena. Preparaban matrices ligeramente más grandes que el objeto que se pretendía obtener, para contrarrestar la contracción del metal al enfriarse. A la izquierda, colocaron las estancias relacionadas con la limpieza y revisión de las piezas.
Edificios donde se almacenaba el carbón. La madera, transformada previamente en carbón vegetal, fue el combustible empleado en los hornos de fundición. El material era transportado en carros desde los montes cercanos hasta las rampas de descarga, situadas sobre el camino de Carboneras. Desde allí, la carga era conducida por unas pasarelas de madera hasta las estancias donde se almacenaba el carbón,. La primera carbonera construida data del año 1789 y tenía una capacidad de dieciséis mil cargas de carbón.
Camino de Carboneras
El haya trasmocha. Los carboneros idearon un sistema de poda para obtener madera sin necesidad de talar los árboles. Consistía en descabezar las hayas a 2 o 3 metros de altura para que se multiplicaran sus ramas, que eran cortadas cada 10-15 años. De esta forma, obtenían una cantidad similar de madera en un espacio de tiempo menor. Esta práctica también facilitaba las labores de preparación de la carbonera, al disponer de un material homogéneo y de dimensiones más apropiadas para su construcción.
Fuente: Las leyendas de cada fotografía del recorrido por la Real Fábrica de armas de Orbaitzeta está sacado de los paneles informativos que están dispersos por el recorrido.